sábado, 8 de julio de 2017

Reseña: Doce años, siete meses y once días


Título: Doce años, siete meses y once días.
Autor: Lorris Murail.
Editorial:Destino.
Páginas: 266
Nota: 2/5
Sinopsis: Un protagonista más bien patoso y poco aficionado al deporte es abandonado por su padre en una cabaña perdida en el bosque. Solo cuenta con unas pocas latas de conserva, una escopeta y un libro del naturalista Thoreau. De entrada parece una lección de supervivencia bastante radical: no hay más opción que ingeniárselas para sobrevivir. Cada día es un triunfo que Walden anota sobre la corteza de un árbol: doce años, siete meses y cuatro días… sin saber que está en una cuenta atrás y que su vida corre más peligro del que imagina.






Esta novela, narrada en tercera persona desde el punto de vista de Jack (padre) y Walden (protagonista), nos presenta una lucha por sobrevivir en medio del bosque. Walden, tras ser abandonado por su padre con tan solo unas conservas para sobrevivir, tendrá que apañárselas para llegar hasta sus doce años, siete meses y once días. Esta fecha es clave, pues su padre prometió que le iría a buscar ese día. ¿Aguantara hasta entonces? ¿Lograra descubrir los motivos que le han llevado a su padre a abandonarlo?


Tenía muchas expectativas de esta novela, pues amo cualquier serie, película, libro relacionado con la supervivencia. Y pensaba que este libro se centraría prácticamente en eso, pero no. Me he encontrado con una novela, donde gran parte de la historia se basa en hacer referencia a un libro que leyó el protagonista. En este libro se narra lo que tuvo que hacer un señor para sobrevivir en ese mismo bosque. También veremos los intentos de cambiar o de comportarse como un valiente, debido a que Walden llega a pensar que su padre le ha abandonado por no ser “un hombre de verdad”. Que este tema da mucho de hablar, pues me he encontrado con ciertos comentarios en el libro que no me ha gustado nada y eran totalmente innecesarios (pensaba ponerlos pero no los marqueL)
El secreto del padre me ha sorprendido bastante, y es lo único que le da algo de emoción al libro. Pero este aparece en la segunda mitad del libro, por lo que la primera parte se me hizo muy tediosa.


En definitiva, el libro no me ha llegado y me ha aburrido más de lo que me ha divertido. Está bien escrito, por lo menos jajaj. Asique si os apetece una novela bien escrita, con muchas descripciones, podéis probar con esta lectura; y si lo que esperáis es algo como lo que yo pensaba, pues entonces no creo que este sea el libro adecuado.


De todas formas, la única forma para saber si un libro te va a gustar es dándole una oportunidad. Me podéis contar en los comentarios si os ha gustado o no esta novela. ¡¡Adiióss!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario